DÍA DE LA MEMORIA INSTITUTANA


Con emociones contenidas, con silencios y exaltando el recuerdo de los “institutanos caídos” la comunidad institutana representada por su Cuerpo Directivo, por profesores, asistentes de la educación, alumnos, exalumnos y familiares, institutanos todos y por siempre, el 27 de septiembre se desarrolló la Ceremonia Solemne “Día de la Memoria Institutana”. Tradición por más de dos décadas y en la cual se reúnen distintas generaciones de exalumnos y familiares con los actuales estudiantes, profesores y funcionarios para recordar a los institutanos caídos el 11 de septiembre de 1973 y con posterioridad durante la dictadura cívico militar. La ceremonia, se inició en el “Memorial de los Caídos” donde el Vicerrector de Extensión Carlos Urzúa Stricker, dió a conocer a los asistentes el sentido de la Ceremonia, la que en esta primera parte estuvo destinada a recordar particularmente al exalumno Miguel Ropert Contreras, quien con 20 años de edad y siendo estudiante de economía en la Universidad de Chile, fuera detenido el 11 de septiembre de 1973 en la Intendencia sin causa justificada, para luego aparecer muerto bajo el puente Balmaceda. Miguel Ropert era hijo de Myriam Contreras, secretaria del exalumno Presidente Salvador Allende.

Hizo uso de la palabra la Sra. Isabel Ropert Contreras, hermana de Miguel, la que sin disimular su emoción, recordó los tristes momentos vividos hace 44 años y cuyo dolor por la pérdida de su hermano, acompañan permanentemente a su familia y amigos cercanos. Agradeció al Instituto Nacional por mantener viva la idea de este día del recuerdo, donde se produce el reencuentro de los institutanos y donde es posible institucionalmente transmitir a las nuevas generaciones de estudiantes, la necesidad de cuidar y velar por el respeto a los derechos de las personas, entre ellos a la vida. Destacó en este sentido al exalumno Patricio Jorquera, quien durante muchos años ha sabido reunirlos en este el Día de la Memoria y mantener permanente comunicación con el colegio para que se mantenga esta hermosa tradición de la esperanza. A nombre del colegio el Rector Fernando Soto Concha le entregó un reconocimiento.

La segunda parte de la ceremonia se desarrolló en el Salón de alumnos, contando con la participación musical del exalumno Patricio Castillo, quien fuera uno de los fundadores del Grupo Quilapayun; y con la participación del Grupo Ensamble Guitarras del Instituto, formado por los estudiantes Nicolás Bustos y Sebastian Baeza. Tras sus sentidas y emotivas interpretaciones, el Rector procedió a la entrega de un Diploma de Reconocimiento a Patricio Castillo y lo mismo hizo la Profesora Pía Huerta con los estudiantes.

La Conferencia referida a los Derechos Humanos, estuvo a cargo del destacado Arquitecto y exalumno Miguel Lawner Steiman, quien fuera amigo personal del Presidente Salvador Allende. Director de la Corporación de Mejoramiento Urbano entre los años 1970 – 1973, Arquitecto del Edificio UNTAC III y que estuvo detenido en varios campos de reclusión entre ellos Isla Dawson, para luego vivir su exilio en Dinamarca Alemania.

Su discursó destacó entre otros aspectos que “El Siglo XX conoció varios procesos revolucionarios, la mayoría de los cuales terminaron por desmoronarse, dejando sólo una que otra huella digna de recordar. Sin embargo el nombre de Allende se mantiene en la memoria colectiva universal, como el de ningún otro dirigente social de un período, que el historiador Eric Hobswabm, calificó como la era de las catástrofes. De todos estos procesos, la experiencia chilena es la que mas perdura en la memoria universal, ocupando un sitial destacado su conductor: Salvador Allende. Un indicador de este reconocimiento, es el hecho que miles de calles, avenidas, plazas, liceos o escuelas, bibliotecas, policlínicos o centros sociales, lleven hoy el nombre de Salvador Allende en los más remotos rincones del planeta. ¿Cuál es la causa que mantiene vigente esta admiración universal por Allende, no obstante los años transcurridos? ¿Qué razones motivan este persistente aprecio? Es indiscutible que los regímenes de socialismo real desacreditaron los ideales humanistas invocados por Carlos Marx, al imponer un modelo social con severas restricciones a la democracia, y con manejos burocráticos de la economía. En cambio, el aprecio que el gobierno de Allende mantiene en el mundo, se debe a que demostró la posibilidad de llevar a cabo un profundo proceso de cambio social en beneficio de las grandes mayorías, realizado en democracia, pluralismo y libertad, principios que el Presidente señaló siempre, que caracterizarían su mandato”.
Se refirió también a los exalumnos institutanos que participaron activamente como profesionales en distintas actividades del Gobierno del Presidente Allende, varios de los cuales hoy recordamos en este el Día de la memoria. Entre ellos destacó al Canciller Orlando Letelier quien fuera asesinado en EEUU; Los médicos ex alumnos del Instituto Jorge Klein y Enrique Paris, que juntos a Ricardo Pincheira y Arsenio Poupin acompañaron al Presidente en la Moneda el 11 de septiembre. Un recuerdo emocionado también para los exalumnos Eduardo Paredes, Ricardo García Posada y el distinguido músico Jorge Peña Hein, estos dos últimos víctimas de la ya conocida caravana de la muerte”.
Finalizó señalando que “Este encuentro anual en homenaje a los 33 ex alumnos del Instituto Nacional que murieron luchando por construir un país más justo, es una contribución al esclarecimiento de la verdad. Mantiene viva la llama de la esperanza y la exigencia de justicia. No los hemos olvidado. Su causa hizo honor a las letras del himno de nuestro colegio. Ingresaron a la honrosa nómina de lo que llaman Chilena Ilustración”
A nombre del Centro de Alumnos del colegio hizo uso de la palabra el estudiante Rodolfo Rivas quien señalo que “Hoy es un día para la memoria, hoy es un día para recordar y reflexionar, hoy es un día para honrar, honrar a 33 compañeros que fueron arrancados del seno familiar, 33 compañeros torturados y asesinado, 33 compañeros que tenían algo en común, luchaban por un cambio, ya sea para mejorar su calidad de vida a través de la justicia social o después para recuperar la apreciada democracia”. Finalizó su participación haciendo un llamado a no permitir que nunca más ocurran hechos de esta naturaleza: honor y gloria a los caídos, justicia y verdad para nuestros compañeros, nada, ni nadie está olvidado”.
La última intervención estuvo a cargo del Rector Fernando Soto Concha, quien en su calidad de estudiante institutano, vivió en su colegio los tristes momentos que remecieron a la sociedad chilena el 11 de septiembre de 1973. En este sentido señaló “Representa una inmensa emoción reencontrarse con tantos de ustedes, compañeros de toda una vida, en este Acto de recuerdo. También desata los afectos recibir a los familiares y amigos de tantos institutanos que murieron en los momentos más oscuros de nuestra historia. Gracias por acompañarnos, una vez más, en esta ceremonia tan íntima como significativa. No es sencillo reconocer el mensaje, verdaderamente trascendente, que nuestro colegio quiere transmitir a las nuevas generaciones a través de esta ceremonia del Día de la Memoria Institutana. Y creo que es difícil porque que la misión educativa que le es propia, tiene por razón de ser, la de proveer de un equipaje de humanidad a las nuevas generaciones que deberán asumir la construcción de un futuro desconocido y colmado de incertidumbres. Y he preferido describir a este equipaje que quisiéramos traspasar, no como un cuerpo de doctrinas, conocimientos o un determinado cuerpo de ideas, sino como un equipaje de la más profunda, humilde, diáfana y maravillosa humanidad. Resulta complejo reconocer el verdadero significado de este acto, tan lleno de símbolos, porque los adultos que asistimos hoy a esta ceremonia somos, para bien o para mal, sujetos históricos que crecimos en medio de las contradicciones de una época convulsionada, como fue la segunda mitad del siglo XX y, por supuesto, somos herederos de una cultura donde convivieron intensos ideales y pasiones, de los más diversos signos, muchos de ellos nobles y honestos y otros crueles y aberrantes.

En síntesis, crecimos en una época en que la sociedad maduraba lentamente, a costa de muchos dolores, con avances, estancamientos y retrocesos, en la búsqueda de mayores cuotas de libertad, participación, democracia, justicia y dignidad. Así entonces, esta misión educativa de transmisión valórica a las nuevas generaciones, la asumimos quienes formamos parte de una comunidad educativa que no está ajena a las imperfecciones propias de la sociedad en la que estamos insertos. Una comunidad educativa en que los adultos cargamos el lastre de nuestros prejuicios, de nuestras soberbias, de nuestros egoísmos y no pocas veces de nuestros propios dogmatismos. Por ello debemos redoblar nuestros esfuerzos en transmitir de manera lúcida esta trascendente lección de humanidad, que no es patrimonio de grupos, sino del género humano en su totalidad”. Finalizó señalando que “la esencia de esta ceremonia de recuerdo, homenaje y reconocimiento, es la de transmitir un legado de carácter ético y moral, de amor por el prójimo, de generosidad, de consecuencia y de inquebrantable adhesión a la justicia y la verdad. Han pasado 44 años desde el trágico 1973, transcurrir que casi triplica la edad de nuestros alumnos mayores. Ya a estas alturas se han descolorido las antiguas banderas y los viejos brazaletes, se han revisado las teorías y reinterpretado los discursos. Con seguridad, el ejemplo que nos legaron nuestros 33 compañeros institutanos se ha independizado de las coordenadas del tiempo y del espacio y se ha transformado en una herencia indeleble de los valores republicanos que nunca debemos olvidar. Transmitamos ese bastón, del ejemplo imperecedero a las nuevas generaciones y construyamos un porvenir de justicia, pluralismo, respeto y fraternidad, para un mundo mejor, por el Bien General de nuestro Instituto, de nuestra patria y de toda la Humanidad”.

 

Carlos Urzúa Stricker

Vicerrector de Extensión

 

Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly.Update my browser now

×